lunes, 16 de abril de 2018

Diario de un hortelano urbano (226). Radiación invisible y mortal



https://youtu.be/IByHSKuooq4

Siempre intuí que el tener un huerto urbano, puede ser fundamental para nuestro futuro.
No quiero decir con esto que no tengamos otro alimento para comer, pero esto tiene pinta de que en muy poco tiempo, también en España, tendremos problemas con el pescado y las verduras, para el caso de no cultivarlas nosotros mismos protegidas de las inclemencias ambientales exteriores. En poco, los invernaderos vas a ser imprescindibles, cuanto más un huerto interior...


https://youtu.be/l8WjquEckKU


Con vertidos diarios de 800 toneladas de agua altamente contaminada al mar (y sin poder pararlo hasta el momento),  en el 2018 ya esta contaminado todo el Atlantico Norte, llegando incluso hasta Ecuador. ¿Cuanto tardara en llegar a España y Europa?

Con vertidos diarios de 800 toneladas de aguas radiactivas al mar (y sin posibilidad de pararlo), el oceano Pacifico Norte ya esta totalmente contaminado, llegando incluso hasta Peru (2018). ¿Cuanto tardara en llegar a España y Europ

https://youtu.be/QPvrd8l-2Dw

Con mayor razón, y no solo por una cuestión económica, los excedentes del huerto han de ser conservados, a ser posible  desecados para no depender del suministro eléctrico. Cierto es que en un huerto urbano pocos excedentes tendremos, pero hay que pensar que estas verduras y frutas son, y cada día serán más, auténticos lujos con total garantía. Por lo tanto, hay que conservarlos para cuando los otros sean dudosos en cuanto a su contaminación...

Un contador geiger, es imprescindible ya en las labores habituales de proveer alimentación para la familia
Greenpeace

Escala de radiación según peligrosidad (www.quartarad.com)
Esto, que parece lejano para nosotros, se muestra muy cercano cuando enseño mi propia experiencia con el salmon en verano del 2017 (el salmón proviene de una de las cadenas de congelados mas prestigiosas españolas):


https://youtu.be/DB1SoWf8SFk

Hace tiempo que estoy analizando con mi geiger todos los alimentos que compramos y máxime desde las últimas noticias de nubes radiactivas que han navegado sobre Europa (Nov. 2017), supuestamente por un nuevo accidente nuclear ruso hasta ahora no confirmado, ni admitido. En cualquier caso, no nos podemos arriesgar a ingerir frutas y verduras sin analizar, incluidas las propias de nuestro huerto exterior.

Extensión de la radiactividad por el aire, tras el accidente de Fukusima

Ya no es raro encontrarse con alguna sorpresa en las verduras adquiridas. En la imagen una verdura excesivamente radiactiva, que no corresponde con las medias de otras mediciones en ese alimento, a lo largo del tiempo
Lo cultivado en casa de forma controlada, tiene siempre muchas mas garantías
La decisión aquí, es el qué hacer con los excedentes del huerto urbano o, incluso, qué hacer con los productos del huerto urbano si estos excedentes no se dieran. En mi opinión, se ha de mantener un almacén de los mismos para sustituir a los adquiridos en los casos de contaminación que desgraciadamente cada día serán mas abituales.

Desecando excedentes de tomates de la huerta, para realizar polvo de tomate. El desecador, ha de ser suficientemente amplio en capacidad  para estos menesteres. En la imagen, cargando 7 kgr de tomates

Por lo tanto, el huerto urbano, no solo ha de ser útil como complemento alimenticio, sino como un margen de seguridad alternativo a los alimentos adquiridos en los circuitos comerciales (supermercados y mercados) de los pueblos y las ciudades. Aquella intuición que yo tenía respecto a la necesidad de que en cada vivienda se tuviera un huerto urbano, ahora se empieza a antojar como imprescindible; máxime si se puede disponer de invernadero o huerto interior.


Analizando corteza de limon casero, desecada


https://youtu.be/s-IsZDvpghc


https://youtu.be/RJslobTFoTA


- Diario de un hortelano urbano (100).
- Diario de un hortelano urbano (120). "Compostaje" en un piso de ciudad
- Diario de un hortelano urbano (140). Desecadora de alimentos
- Diario de un hortelano urbano (150). El otoño, el huerto y la jubilación
- Diario de un hortelano urbano (160)Rentabilizar la calefacción del huerto (2)
- Diario de un hortelano urbano (170). Pruebas de consumo eléctrico (4)
- Diario de un hortelano urbano (185). Contaminación radiactiva del huerto
- Diario de un hortelano urbano (190). Desinfección del sustrato (2). La cuarentena
- Diario de un hortelano urbano (195). Desecados de la huerta (2)
- Diario de un hortelano urbano (210). Desecados de la huerta y embutidos
- Diario de un hortelano urbano (215). ¡Y vuelta a empezar…!
- Diario de un hortelano urbano (220). El verano que se acerca
(para buscar un elemento concreto de la serie que no este en esta lista, utilícese el buscador de la parte superior derecha del blog,  incluyendo el número buscado y los dos paréntesis)





.

No hay comentarios:

Publicar un comentario





Copyright de Javier Azurmendi (Madrid) para el conjunto del blog. Todos los derechos reservados sobre el contenido de esta páginas. Se han realizado los depositos de registros y requisitos legales. Javier Azurmendi, no se hace responsable de las consecuencias derivadas de seguir sus métodos o consejos,expuestos en esta u otras páginas de su propiedad. De igual forma, javier azurmendi no comparte, necesariamente, las opiniones o consejos expresadas en estas páginas por otros autores.