sábado, 1 de diciembre de 2018

viernes, 23 de noviembre de 2018

Diario de un hortelano urbano (276). La lluvia, el otoño y las setas


Sendero

Ya tenemos la primera plaga en el huerto interior, como consecuencia de no haber dejado en suficiente cuarentena la Verdolaga que habíamos adquirido. Ha hecho su aparición la araña roja…

En principio, lo único que he fumigado con Abemectina ha sido esa planta y las de alrededor ( estevia, cebollino y un epilobium) y, como medida adicional, la he sacado al exterior a ver si con el frío nos libramos en esta ocasión de esa temible plaga. 
Espero que no haya pasado al resto del huerto y máxime en esta época en la que yo estaré ausente.., aunque estarán mis hijos, pero que no son tan cuidadosos como yo con el huerto; ¡a ver si tengo suerte!

La Verdolaga infectada de araña roja
La cerradura nueva y la puerta de entrada ya ha quedado terminada. Me ha costado un montón ajustar todo. Pese a haber sido ideado y montado originalmente por mi, con el tiempo te olvidas de como se hacen los ajustes y has de empezar desde cero… ¡Y ciertamente es un tema complicado!

La tension sanguínea sigue muy estable y cada día que pasa, con mejores cifras. Afortunadamente ya lo he conseguido pues estaba realmente preocupado. El problema vendrá los días en Galicia, donde es imposible no comer con sal, no beber vino del país, no probar la cerveza y alejarse del pecaminoso orujo casero. Naturalmente iré cargando con el tensiómetro para controlarme a diario y no estropear todo el esfuerzo realzado hasta ahora.


También nos vamos cargados con algunos libros, como el nuevo tratado de setas que acabo de adquirir y que promete ser maravilloso para nuestras próximas salidas por la zona (si no llueve en exceso tal y como esta anunciado).  Marcote, Pose y Traba han hecho un trabajo maravilloso en este tratado, tanto en su texto, como en sus fotografías (son las mejores fotografías sobre setas que he visto nunca…)

Mi tensión ya esta estable y con buenas cifras


Los pimientos de Padrón tienen los primeros síntomas de querer florecer. Ya se aprecian las primeras formaciones de capullos por lo que , ya es seguro que también en estas navidades comeremos pimientos criados en nuestro salón, con un buen capón gallego

Primeros sintomas de formación de capullos en los pimientos de Padrón


- Diario de un hortelano urbano (120). "Compostaje" en un piso de ciudad
- Diario de un hortelano urbano (140). Desecadora de alimentos
- Diario de un hortelano urbano (150). El otoño, el huerto y la jubilación
- Diario de un hortelano urbano (160)Rentabilizar la calefacción del huerto (2)
- Diario de un hortelano urbano (170). Pruebas de consumo eléctrico (4)
- Diario de un hortelano urbano (190). Desinfección del sustrato (2). La cuarentena
- Diario de un hortelano urbano (210). Desecados de la huerta y embutidos
- Diario de un hortelano urbano (220). El verano que se acerca
- Diario de un hortelano urbano (230).  Epilobium parviflorum  
- Diario de un hortelano urbano (240).   Consecuencias climáticas 
- Diario de un hortelano urbano (262). Temporada otoño-invierno
- Diario de un hortelano urbano (263). Conservación de los desecados (1)
- Diario de un hortelano urbano (264). Clorito de sodio y salud
- Diario de un hortelano urbano (265). Conservación de los desecados (2)
- Diario de un hortelano urbano (266). Autosuficinecia médica
- Diario de un hortelano urbano (267)Huerto calefactado y consumo eléctrico
- Diario de un hortelano urbano (270). Luz y calefación para el invierno
- Diario de un hortelano urbano (271). Hojas de olivo  tensión sanguínea
- Diario de un hortelano urbano (272). La tensión y los virus del pimiento
- Diario de un hortelano urbano (273). De nuevo en Galicia
- Diario de un hortelano urbano (274). Ya es primavera en mi salón
- Diario de un hortelano urbano (275). Olivo y Espino Blanco
- Diario de un hortelano urbano (276). La lluvia , el otoño y las setas

miércoles, 21 de noviembre de 2018

Diario de un hortelano urbano (275). Olivo y Espino blanco


Abandono. Aranjuez en Noviembre del 2018
Ya tengo los primeros síntomas de que mi tensión empieza a estar estabilizada y baja, pese a medirla con el nuevo tensiómetro Omron. A primera hora y sin realizar todavía actividad alguna, ya esta en valores normales (129/84) mientras que a esta misma hora, con los otros dos tensiómetros, las medidas que entregan son las de un jovencito (110/73). Y esta es la mejor prueba de que ambos medidores miden de menos (no creo estar en tan magnífico estado de forma a mis 65 años, como para tener esas tesión tan baja).



Naturalmente sigo tomando el medicamento en dosis mínima (Candesartan) aunque lo he complementado con infusiones de Olivo y Espino blanco, además de ingerir diariamente Omega 3, 6 y 9 (lógicamente, sin nada de sal). Por supuesto tomo a diario CDS en dosis de 5cm3 (concentración 1:1000).

Me han traído un buen cargamento de hojas de olivo, para poder desecar de nuevo y tener almacenado suficiente para todo un año de infusiones.
Las hojas de olivo son unos de los vegetales que mas tardan en secar. Tardan mas, incluso, que los propios tomates, que se han de desecar a 55ºC durante dos noches para poder hacer polvo con ellos (por las noches la energía eléctrica es mucho mas barata).

Ramas de Olivo, para desecar su hojas y hacer infusiones junto al Espino Blanco; es un buen regulador de la tensión


Cuando en unos días se confirme esta estabilidad, abandonare el Candesartan para sustituirlo, en principio, por microdósis del mismo y, seguramente, terminare por eliminarlo totalmente, aunque, no se si merece la pena por la nula toxicidad de la microdósis;  esto último es más por el no estar atado a un medicamento, que por otra cosa.

Encendedor solar
Seguimos completando el equipo de urgencia ante eventos de importancia, con nuevas adquisiciones para, si fuera necesario,  iniciar la huida de la ciudad. Son pequeñas cosas que, con aparente falta de importancia, pueden solucionar más de una situación difícil o molesta: brújula metálica, encendedor solar , vasos y cubiertos de acampada.


- Diario de un hortelano urbano (120). "Compostaje" en un piso de ciudad
- Diario de un hortelano urbano (140). Desecadora de alimentos
- Diario de un hortelano urbano (150). El otoño, el huerto y la jubilación
- Diario de un hortelano urbano (160)Rentabilizar la calefacción del huerto (2)
- Diario de un hortelano urbano (170). Pruebas de consumo eléctrico (4)
- Diario de un hortelano urbano (190). Desinfección del sustrato (2). La cuarentena
- Diario de un hortelano urbano (210). Desecados de la huerta y embutidos
- Diario de un hortelano urbano (220). El verano que se acerca
- Diario de un hortelano urbano (230).  Epilobium parviflorum  
- Diario de un hortelano urbano (240).   Consecuencias climáticas 
- Diario de un hortelano urbano (262). Temporada otoño-invierno
- Diario de un hortelano urbano (263). Conservación de los desecados (1)
- Diario de un hortelano urbano (264). Clorito de sodio y salud
- Diario de un hortelano urbano (265). Conservación de los desecados (2)
- Diario de un hortelano urbano (266). Autosuficinecia médica
- Diario de un hortelano urbano (267)Huerto calefactado y consumo eléctrico
- Diario de un hortelano urbano (270). Luz y calefación para el invierno
- Diario de un hortelano urbano (271). Hojas de olivo  tensión sanguínea
- Diario de un hortelano urbano (272). La tensión y los virus del pimiento
- Diario de un hortelano urbano (273). De nuevo en Galicia
- Diario de un hortelano urbano (274). Ya es primavera en mi salón
- Diario de un hortelano urbano (275). Olivo y Espino Blanco

Diario de un hortelano urbano (274). Ya es primavera en mi salón



Tendría que estar ya en Galicia, pero un problema nos ha retenido aquí: se nos ha averiado la cerradura de la puerta de la vivienda. 
Y pensando que a un amigo con la misma cerradura, y la mismo tipo de puerta, le cobraron 600 euros por la reparación, me he puesto yo mismo a arreglarla… 

Tras desmontar la cerradura de la puerta y todas sus piezas (gorjas), he llegado a la conclusión que la avería, no es más que desgaste de una de las piezas como consecuencia del uso normal (tiene 20 años) y  uno de mis inventos (cerradura doble bloqueante con una electrónica). 

Por ello, la conclusión fue fácil: es mas seguro, y dará menos problemas, cambiar la cerradura entera, que repararla. Tras investigar por internet y localizarla en Madrid (en estos casos de duda por desconocimiento, es mejor comprar personalmente y no a través de internet) , resulta que su coste no sobrepasa los 58 euros, por lo que claramente me he decidido.

Cerradura de gorjas. En rojo la pieza con excesivas holguras por desgaste

Toda la operación hasta dejarla lista, solo he tenido una complicación lógica: el ajuste respecto de la puerta, que no fué nada sencillo. 
Para ajustar una maquina, no se han de hacer las cosas al milímetro sino que hay que dejar holguras para que los mecanismos funcionen suaves (salvo aquellas que vengan de fabrica muy ajustadas y precisas; una cerradera no tiene suficiente precisión). Es muy común en algunas personas, mi mujer por ejemplo, el pensar que la realidad es como un dibujo arquitectónico y por eso, aunque se sea muy preciso con las manos, al igual que si tratara de un plano arquitectónico, nunca terminan de funcionar bien estas cosas mecánicas; mi mujer, por ejemplo, no tiene suficiente falta de precisión 

Flor de Celedonia, con un pistilo central largo y, al menos,  19 estambres

Cuando uno no es profesional de algo, al intentar reparar hay que ir numerando las piezas según se desmontan (o haciendo una foto) pues, de otra manera, corremos el riesgo de no saber montarlo de nuevo con todo en su sitio…


La puesta en uso de a calefacción radiante para el huerto, ha hecho que este se empiece a poner esplendoroso. La primavera ha echo acto de presencia en mi huerto interior de salón

La Celedonia sigue su proceso natural, con algunas flores ya abiertas y otras muchas en pedido de formación (cuatro grupos)

Celedonia con varios grupos florales en formación
Sigo fumigando todas las plantas con clorito de sodio, en proporción de una o dos gotas por litro de agua. Parece que a las plantas les sienta muy bien a tenor de las muy pocas enfermedades que tienen, la ausencia de parasitos que presentan y la fuerza con la que han empezado las floraciones.

Como bien supuse, nuestra Administracción ha retirado del mercado todo desinfectante de agua basado en el clorito de sodio y, en poco, habrá problemas de abastecimiento.  Menos mal que yo compre suficiente caridad de sus componentes, como para no tener problemas en un futuro. Siempre hay que procurar adelantarse a los acontecimientos; en este caso era imprescindible hacerlo por la cantidad de aplicaciones que el clorito de sodio tiene para nosotros.



La Verdolaga ha recuperado mucha de las hojas que había perdido en la cuarentena,  y también para ella ha empezado la primavera; ha empezado a florecer con mucha fuerza…

La Verdolaga, empieza a estar frondosa
La flor me ha resultado de lo mas interesante pues, su estilo se abre cual nueva flor interna con 6 pétalos amarillos, mientras los estambres (aprox. 30) son de color naranja

Curiosa flor de la Verdolaga, donde el estilo también se abre cual flor
Pimientos de Padrón

Los pimientos siguen creciendo y no parece extenderse la virosis que habíamos descubierto. Parecen estar sanos y, en poco menos de un mes, también empezara la floración para ellos.  Los 27ºC del microclima creado por la calefacción radiante, ha hecho el milagro de esta primavera en medio de Noviembre

Algunas plantas ya han alcanzado los 19 cm de altura. En poco tendremos una selva que nos proveerá de pimientos de Padrón, durante todo el invierno



- Diario de un hortelano urbano (120). "Compostaje" en un piso de ciudad
- Diario de un hortelano urbano (140). Desecadora de alimentos
- Diario de un hortelano urbano (150). El otoño, el huerto y la jubilación
- Diario de un hortelano urbano (160)Rentabilizar la calefacción del huerto (2)
- Diario de un hortelano urbano (170). Pruebas de consumo eléctrico (4)
- Diario de un hortelano urbano (190). Desinfección del sustrato (2). La cuarentena
- Diario de un hortelano urbano (210). Desecados de la huerta y embutidos
- Diario de un hortelano urbano (220). El verano que se acerca
- Diario de un hortelano urbano (230).  Epilobium parviflorum  
- Diario de un hortelano urbano (240).   Consecuencias climáticas 
- Diario de un hortelano urbano (262). Temporada otoño-invierno
- Diario de un hortelano urbano (263). Conservación de los desecados (1)
- Diario de un hortelano urbano (264). Clorito de sodio y salud
- Diario de un hortelano urbano (265). Conservación de los desecados (2)
- Diario de un hortelano urbano (266). Autosuficinecia médica
- Diario de un hortelano urbano (267)Huerto calefactado y consumo eléctrico
- Diario de un hortelano urbano (270). Luz y calefación para el invierno
- Diario de un hortelano urbano (271). Hojas de olivo  tensión sanguínea
- Diario de un hortelano urbano (272). La tensión y los virus del pimiento
- Diario de un hortelano urbano (273). De nuevo en Galicia
- Diario de un hortelano urbano (274). Ya es primavera en mi salón

sábado, 17 de noviembre de 2018

Diario de un hortelano urbano (273). De nuevo en Galicia

Ya tenemos delante otro viaje a Galicia, en el que aprovecharemos para proveernos de alimentos (en esta ocasión solo vino, lacón y grelos para congelar), así como de plantas y utensilios para la huerta (Batavia gallega, abono de ave y alguna jardinera). También llenaremos el alma y el corazón de nuestras visitas y marchas por el monte, tanto para hacer ejercicio como para localizar nuevos ajemplares de las plantas alimenticia y medicinales que nos interesan.

Con el naturalista Javier Grijalbo, seleccionando y fotografiando algunos ejemplares
Zorral de Pastor, localizado en Galicia este final de verano en un bosque. El contraluz y el sol cálido del atardecer , hace parecer que está mas seco que lo que realmente estaba. Aquí al 100%

De momento, hemos replantado algunas jardineras con lechuga "Maravilla de Invierno" que no es de nuestras preferidas, pero que cumple bien nuestras necesidades para el caso que no podamos localizar ejemplares de Batavia (en invierno, a veces no se consiguen…). Por ello, tres o cuatro jardineras las hemos despejado para poder plantarlas.

Ya hemos replantado con Maravilla de invierno, en prevención de que no podamos adquirir Batavia en Galicia

La Verruguera sigue su curso normal de floración y poco a poco se van intuyendo ya sus capullos. Seguire todo el proceso mientras pueda, pues es la primera vez que lo consigo en mi huerto interior y creo que es interesante para aprender a cultivarla mejor. Creo haber comentado ya que, mi interés en la verruguera se centra en su característica de poder retrasar o eliminar las cataratas, e incluso corregir alguna dioptria. Con los años, hay que tener un especial cuidad con la vista protegiéndola al máximo y eliminando además todo tipo de azúcar, sustituyendo por polvo de Estevia que, ademas de endulzar, ayuda a regular la tensión sanguínea. La estevia la hemos cultivado y recuperado a base de esquejes; ya ire contando esta estupenda experiencia…

Polvo de hojas de Estevia cultivada por nosotros en el huerto interior. Un poquito de este polvo, es capaz de endulzar una infusión o café de forma importante (es muy potente)

Proceso de floración de la Verruguera. Aquí al 100%
Formación de los capullos de Verruguera. Aquí al 100%
Es tal nuestra obsesión por pasar una buena vejez, que estamos al día con todo tipo de complementos alimenticios que nos garanticen, dentro de lo posible, una vejez saludable. Ni artrosis, ni lesiones raras, ni dolores de ningún tipo; unos análisis de sangre envidiables es lo que hemos conseguido hasta ahora. En mi caso, solo me falta ahora regular definitivamente la tensión arterial que tan descontrolada la tengo en este momento, como consecuencia de un mal aparato de medición. Poco a poco iré regulándola hasta que pueda conseguir incluso eliminar el medicamento que, a la larga, suele ser muy tóxico. A estas edades, esas cosas mejor no sufrirlas pues el cuerpo ya no tiene tanta capacidad de regeneración, como cuando eres mas joven.

Para el que no sepa de que va la película, puede resaltar llamativo todo lo que nos tomamos



También parece que los Pimientos de Padrón se están malogrando este año, como sucedió el año pasado, por un infección de, lo que yo creo, virus. Este año he estoy fumigando continuamente con Clorito de Sodio por lo que deduzco, aunque todavía sea pronto para asegurarlo completamente, que el clorito tampoco es efectivo con este virus.

Lo que en un principio parecía la panacea de los huertos urbanos (el huerto interior calefactado), parece convertirse en un fiasco como consecuencia de las infecciones y plagas que, al tener un medio perfecto para su desarrollo, se desarrollan mucho si no se tiene un cuidado exquisito (en ese caso, ni teniéndolo) . Ha de pensarse que el fumigado con productos químicos es muy problemático en el interior de una vivienda y hay que evitarlo por todos los medios, aunque en ocasiones no exista mas remedio que hacerlo. En cualquier caso, nunca lo realizamos como lo haríamos con la abundancia y las dosis que utilizaríamos en el exterior ante una invasión del calibre que se da en un huerto interior

Hoja de Pimiento de Padrón afectada. Aqui al 100%
Hoja de Pimientos de Padron, afectada por un virus ( o u hongo). Aqui al 100%
El año pasado, arranque toda la plantación con la esperanza de no contagiar al resto de plantas y, además, para desinfectar todo, incluidas jardineras, utensilios (lejía) y sustrato (microondas). Por lo tanto, tengo serias dudas que sea un contagio, y se trate mas de una enfermedad endémica al sistema de cultivo utilizado. Probablemente bajando la temperatura por la noche, imitando lo natural (abriendo las ventanas), este problema no se daría, pero tendríamos plagas de todo tipo difíciles de eliminar sin utilizar químicos. En esta ocasión, suceda lo que suceda, esperare hasta terminar la temporada de invierno para poder ampliar mis conocimientos sobre el asunto. 
Salvo que alguien me indique alguna solución, en poco iniciare un estudio microscópico del  problema a ver que puedo averiguar por mis medios

Desinfección del sustrato en el microondas
Sustrato desinfectado, llegando incluso hasta los 100ºC. Posteriormente hay que reequilibrarlo con infusiones de humus de lombriz hasta conseguir toda su flora bacteriana natural



- Diario de un hortelano urbano (120). "Compostaje" en un piso de ciudad
- Diario de un hortelano urbano (140). Desecadora de alimentos
- Diario de un hortelano urbano (150). El otoño, el huerto y la jubilación
- Diario de un hortelano urbano (160)Rentabilizar la calefacción del huerto (2)
- Diario de un hortelano urbano (170). Pruebas de consumo eléctrico (4)
- Diario de un hortelano urbano (190). Desinfección del sustrato (2). La cuarentena
- Diario de un hortelano urbano (210). Desecados de la huerta y embutidos
- Diario de un hortelano urbano (220). El verano que se acerca
- Diario de un hortelano urbano (230).  Epilobium parviflorum  
- Diario de un hortelano urbano (240).   Consecuencias climáticas 
- Diario de un hortelano urbano (262). Temporada otoño-invierno
- Diario de un hortelano urbano (263). Conservación de los desecados (1)
- Diario de un hortelano urbano (264). Clorito de sodio y salud
- Diario de un hortelano urbano (265). Conservación de los desecados (2)
- Diario de un hortelano urbano (266). Autosuficinecia médica
- Diario de un hortelano urbano (267)Huerto calefactado y consumo eléctrico
- Diario de un hortelano urbano (270). Luz y calefación para el invierno
- Diario de un hortelano urbano (271). Hojas de olivo  tensión sanguínea
- Diario de un hortelano urbano (272). La tensión y los virus del pimiento
- Diario de un hortelano urbano (273). De nuevo en Galicia








Copyright de Javier Azurmendi (Madrid) para el conjunto del blog. Todos los derechos reservados sobre el contenido de esta páginas. Se han realizado los depositos de registros y requisitos legales. Javier Azurmendi, no se hace responsable de las consecuencias derivadas de seguir sus métodos o consejos,expuestos en esta u otras páginas de su propiedad. De igual forma, javier azurmendi no comparte, necesariamente, las opiniones o consejos expresadas en estas páginas por otros autores.