domingo, 6 de agosto de 2017

Desde mi submarino: El asunto del cacao puro

Con un plan personal para vivir mas sano de lo que lo he hecho hasta ahora, me dicido a consumir cacao puro dado la cantidad de antioxidantes que contiene. Ello ha sido consecuencia de muchas conversaciones mantenidas con mi amigo Emilio que, entre otras cosas, es profesional de la nutrición en Los Angeles. 

La eliminación total del azúcar y cualquier otro edulcorate, la eliminación de la sal casi en su totalidad, la ingestión masiva de vitamina C (500-1000 mgr diarios) , así como otros complementos alimenticios relacionados con las articulaciones (acido hialurónico -50 mgr- diarios, y colágeno -350/500 mgr diarios), han sido unas de las primeras medidas.

Pero la mas importante ha sido la incorporación en las comidas importantes de enzimas digestivas que harán, entre otras muchas cosas, que mi nutrición sea mas equilibrada y pueda absorber nutrientes que, por la edad y la falta de las mismas, no somos capaces de producir en cantidad suficiente…

Los resultados han sido sorprendentes y espectaculares desde un primer momento: digestiones muy ligeras y sin gases de ningún tipo, resistencia y potencia física muy importantes, articulaciones sin molestias… Siendo, según me dice Emilio, un proceso acumulativo, de momento no puedo estar mas contento, aunque parece ser que se potenciará muchísimo según pasen los días y meses.

Para identificar la pureza del cacao hay que medir el PH

Una de las cosas que he decidido consumir son antioxidantes de forma masiva. Y uno de los alimentos que mas potentes los contienen es el cacao. Claro que yo no sabía que no en cualquiera de sus formas…

EL cacao, en su forma natural, contiene flavonoides (que son antioxidantes) que, en el procesado de algunos cacaos, se pierden en una gran parte. La razón de esa pérdida, son los álcalis que se le añaden al cacao para hacerlo menos amargo y mas soluble (para hacer chocolate, por ejemplo)

La pregunta inmediata fué: al cacao puro que yo estoy tomando ¿le habrán añadido alcaloides? ¿Como saberlo con seguridad?

Cacao supuestamente puro de Valor: PH 7,09 y por lo tanto, muy probablemente, contiene álcaloides  añadidos


Pues aunque mi cacao puro nacional (procesado en España) indica que es 100% puro, algo me decía que esto no era exactamente así y que podrían habérselo añadido ¿Como averiguarlo sin hacer caso de la etiqueta?

Pues muy sencillo: mirando el PH del cacao. 
Si es acido (por ejemplo PH 5), será puro con seguridad, y si es mas alcalino (por ejemplo PH 7) tendrá alcaloides incorporados.

Comparando el que yo consumía (nacional) con otro internacional de ciertas garantías obtenemos:

Cacao "puro" de marca  VALOR (España): PH 7,09
Cacao "puro" de marca The Healthy Tree.co ( Reino Unido): PH: 5,49

El cacao de The Healthy Tree.co tiene un PH de 5,49 y eso implica que es puro y sin tratar

Por lo tanto, la conclusión es clara: el cacao que yo estaba tomando, no contiene antioxidantes en la misma cantidad que uno natural. En el cacao en polvo (Valor) adquirido en Mercadona y etiquetado como "puro", no advierte de que se le ha procesado con un álcali… y de que, por lo tanto, se han podido destruir en una buena parte sus propiedades antioxidantes.


P.D. El análisis del PH se ha realizado sobre una disolución de 50cc de agua destilada, sobre 1gr. de cacao


Desde mi submarino: El asunto del cacao puro (2)
Desde mi submarino: El asunto del cacao puro (4)
Desde mi submarino: El asunto del cacao puro (5)
Desde mi submarino: El asunto del cacao puro (6)

No hay comentarios:

Publicar un comentario





Copyright de Javier Azurmendi (Madrid) para el conjunto del blog. Todos los derechos reservados sobre el contenido de esta páginas. Se han realizado los depositos de registros y requisitos legales. Javier Azurmendi, no se hace responsable de las consecuencias derivadas de seguir sus métodos o consejos,expuestos en esta u otras páginas de su propiedad. De igual forma, javier azurmendi no comparte, necesariamente, las opiniones o consejos expresadas en estas páginas por otros autores.