viernes, 16 de agosto de 2019

Diario de un hortelano urbano (344). Accidente radiactivo

Tras el accidente de Chernobyl (1986) y, especialmente, tras el de Fukusima (2011), en mi casa no se ingiere algo que no pase por el geiger para medir así posible radiactividad (el oceano Pacifico esta totalmente contaminado). Y no es uno, ni dos, los alimentos que he encontrado sospechosamente radiactivos. Pescado (salmón congelado procedente de Alaska), lechugas y alguna fruta tropical, han hecho sonar la alarma del aparato y directamente han ido a la basura aunque aparentemente la medición no era demasiado grave (mediciones de 0,40/0,60 𝝻Sv/h- micro sievert por hora-. Se recomienda un máximo de 0,30 𝝻Sv/h). 

Y es que, ademas de los citados accidentes, en Madrid también tenemos el accidente que se produjo en la central nuclear de la Ciudad Universitaria en el año 1970 y que evacuo agua radiactiva al alcantarillado municipal y este, a su vez, al río Manzanares. Todas las márgenes de el Manzanares y de los que es afluente (Jarana y Tajo, que riegan todas las huertas que alimentan a Madrid entre ellos las de Aranjuez), quedaron contaminados. Aunque se retiraron la gran mayoría de lodos, se comenta que quedaron muchos sin recoger.

Comprar un geiger

El último accidente en Rusia, aparentemente nuclear, en fechas recientes, hace extremar las precauciones en este sentido también para el aire. Hasta el momento no hemos registrado valores superiores a 0,20 , pero hay que seguir atentos pues, estoy convencido, nuestras autoridades en este sentido "ni están ni se les espera", salvo que salte a la prensa y pueda costar votos; para ese momento igual ya es tarde y se ha ingerido comida o respirado aire altamente contaminados...

Lechuga comercial excesivamente radiactiva. Se tiro directamente a la basura

Tomates comerciales
Zanahorias de mi huerta urbana exterior. Hay que estar atento y analizar también los productos de  la huerta propia y no solo los comerciales. En este caso, tendremos que estar muy atentos a las verduras aéreas y no tanto a los tubérculos...
Hasta el momento, analizado con continuidad el aire de Madrid, no he encontrado valores superiores a los normales. Habra que estar atento a los cambios de la dirección del aire para las próximas fechas, especialmente los provenientes del noreste. Claro que esos vientos,  típicos de Septiembre y la llamada gota fría, también traerán lluvia... En cualquier caso, hay que mantenerse muy atentos.


- Diario de un hortelano urbano (120). "Compostaje" en un piso de ciudad
- Diario de un hortelano urbano (140). Desecadora de alimentos
- Diario de un hortelano urbano (150). El otoño, el huerto y la jubilación
- Diario de un hortelano urbano (160)Rentabilizar la calefacción del huerto (2)
- Diario de un hortelano urbano (170). Pruebas de consumo eléctrico (4)
- Diario de un hortelano urbano (190). Desinfección del sustrato (2). La cuarentena
- Diario de un hortelano urbano (210). Desecados de la huerta y embutidos
- Diario de un hortelano urbano (220). El verano que se acerca
- Diario de un hortelano urbano (230).  Epilobium parviflorum  
- Diario de un hortelano urbano (240).   Consecuencias climáticas 
- Diario de un hortelano urbano (270). Luz y calefacción para el invierno
-Diario de un hortelano urbano (300). La cuadratura del circulo eléctrico
- Diario de un hortelano urbano (310). Telefonía, internet y el huerto
- Diario de un hortelano urbano (320). Frigorífico (4). El curado definitivo
- Diario de un hortelano urbano (325). Calefacción y contador inteligente
- Diario de un hortelano urbano (330). Proceso de curado completo de embutidos
- Diario de un hortelano urbano (335). El PSA y el dióxido de cloro
- Diario de un hortelano urbano (336). Autosuficiencia médica
- Diario de un hortelano urbano (337). Los desecados en la práctica
- Diario de un hortelano urbano (338). Proteina de río
- Diario de un hortelano urbano (339). Black Bass, el no huerto y los gatos
- Diario de un hortelano urbano (340). De nuevo embutidos
- Diario de un hortelano urbano (341). Pastor eléctrico
- Diario de un hortelano urbano (342). Franckliniella Occidentalis
- Diario de un hortelano urbano (343)El PSA y el dióxido de cloro (2)
- Diario de un hortelano urbano (344). Accidente radiactivo




.

No hay comentarios:

Publicar un comentario





Copyright de Javier Azurmendi (Madrid) para el conjunto del blog. Todos los derechos reservados sobre el contenido de esta páginas. Se han realizado los depositos de registros y requisitos legales. Javier Azurmendi, no se hace responsable de las consecuencias derivadas de seguir sus métodos o consejos,expuestos en esta u otras páginas de su propiedad. De igual forma, javier azurmendi no comparte, necesariamente, las opiniones o consejos expresadas en estas páginas por otros autores.