jueves, 7 de julio de 2022

Autosuficiencia urbana (501). No lo puedo remediar; es como una enfermedad...

Continuamente a lo largo de mi vida profesional o personal, me he encontrado con personas que me indican el avance en el tiempo de algunas cosas de las que hago. Desde las visiones a través de un microscopio de gama supuestamente media-baja, hasta el huerto en macetas o un sinfín de casos más. Y es que siempre llevo el mismo proceso: no paro de intentar mejorarlo desde el primer día, hasta el último; no lo puedo remediar; es como una enfermedad.  Y eso se nota o, al menos, yo lo noto...

Agua de lluvia en Madrid. La idea de incorporar un filtro de color a la imagen, ha solucionado de un plumazo el problema de las aberraciones cromáticas y hace igualar un objetivo de calidad media-baja, con los grandes objetivos de máxima calidad. Estas investigaciones indicaron, además, del cómo se ha de lavar la verdura criada en el huerto (además de desinfectarla) antes de su consumo.

Y estas mejoras, no son más que un cumulo de pequeñas mejoras a lo largo del tiempo: un día elimino cierta cantidad de luces parásitas del microscopio (solamente apantallándolas) que hace que su lente se comporte más como una de gama media, siendo una lente vulgar de gama baja y coste muy reducido. Otro, ajusto tal o cual mecanismo que no es exacto... 

El buscar una solución a la poca capacidad de mis jardineras, para cultivar verduras que necesitan mucha mas capacidad de recipiente, a base del invento de los bancales profundos, ha hecho el poder cultivar tomateras con una gran capacidad de producción de tomates en jardineras, en comparación con las semejantes sin esos bancales.

La incorporación a mi huerto de los bancales profundos, ha sido fundamental para poder cultivar tomates en calidad y cantidad, para tratarse de una miseria jardinera. En la imagen, primeros bancales utilizados


El huerto interior iluminado, pese a los precios actuales eléctricos, demostró que se puede tener una pequeña huerta muy productiva, en un ricon perdido del interior de una vivienda


Bancal profundo para zanahorias gigantes


En todo cuanto hago, al repasar el proceso con el tiempo, veo los pequeños avances que día a día y temporada a temporada, se han ido produciendo; es todo un cumulo de pequeños avances que por si solos no son llamativos pero que, en conjunto, sobresalen por los resultados de forma muy clara. La constancia, es el secreto de la calidad, de casi todo...

 A la manera de muro trombe, las jardineras captan la energía de la vivienda, para crear microclima en invierno


Aunque poca gente lo llego a valorar, también en mi vida profesional como fotógrafo de arquitectura, sucedió lo mismo, tanto a nivel técnico, como conceptual. Las adaptaciones de ópticas analógicas Pentax a cámaras Canon, terminaron siendo un punto superior de alta calidad respecto a las combinaciones habituales de la marca utilizadas por otros compañeros. Cierto que estas combinaciones no eran factibles para otra actividad que no sea la lenta fotografía de arquitectura, pero es que mi profesión era esa y no otra y, por lo tanto, mi equipo de trabajo, estaba 100% especializado y casi incompatible con otro tipo de imágenes. 

Esto, si no se conoce, inducía a pensar que era yo el que no quería fotografiar otra cosa. Por mucho que explicaba al cliente esta circunstancia, no creo que terminara por entenderlo de forma clara.

El resultado del procedo técnico de adaptar óptica analógica a cámaras digitales, fue un revulsívo para mi fotografía. Imagen realizada para Telemadrid.

Tampoco en su versión conceptual, el intentar definir la arquitectura como el espacio interior del entorno que lo circunda, termino de entenderse, ni importarle, a casi nadie. Gargallo, nunca llegaron a integrarlo, por mis clientes y seguidores, en mi visión sobre imagen arquitectónica...

El definir una arquitectura por el volumen circundante que la contiene, era un concepto nuevo aplicado a la imagen de arquitectura, que tiene sus orígenes en los trabajos de Pablo Gargallo

Y cierto es que otro hubiera difundido estos avances y, quizás explicado y abierto los ojos a algunos. Pero a mi no me merece la pena ese esfuerzo teniendo tanto por hacer y descubrir; que las flores, de existir,  se las lleve otro, que yo estoy ocupado...

También es cierto que cuando aprendes algo en la vida y cuando ya tienes suficiente experiencia para mejorar y adentrarte en mundos mas elevados, vas y te mueres... Por lo tanto, no hay tiempo que perder en cosas que no ayudan en nada a seguir avanzando. 


- Autosuficiencia urbana (50). El huerto urb.(32). La temp. necesaria para el tomate,  todo el año
- Autosuficiencia urbana (150).  Almacén "extra" y nuevas previsiones
- Autosuficiencia urbana (200). Mas herramientas para la autosuficiencia (3)
- Autosuficiencia urbana (250).  Bajar la carga viral
- Autosuficiencia urbana (300). Realización de queso (17). Emmental
Autosuficiencia urbana (400).  La defensa contra el apocalípsis (4)
Autosuficiencia urbana (410).  Año nuevo: empezamos desde cero, nuevamente
Autosuficiencia urbana (420).  Lo que faltaba: corren aires de guerra
Autosuficiencia urbana (430). Semilleros de lechuga (3)
Autosuficiencia urbana (440). La temporada de verano y el bolsai
Autosuficiencia urbana (450). Semilleros de lechuga (4)
Autosuficiencia urbana (460). Galicia, El Viso y el huerto interior iluminado
- Autosuficiencia urbana (470). Cuarto menguante, tomates y quesos
- Autosuficiencia urbana (471). Semilleros, hormonas y tutores de pimientos
- Autosuficiencia urbana (473). Crisis, hambruna y macetohuerto
- Autosuficiencia urbana (474). Impotente, bajo las aguas.
- Autosuficiencia urbana (475). Tomates y zanahorias "gigantes"
- Autosuficiencia urbana (476).  Lo viejo y lo antiguo
- Autosuficiencia urbana (478).  Viento en popa y a toda vela.
- Autosuficiencia urbana (479).  Se acabo el tiempo de espera
- Autosuficiencia urbana (480).  Hoy, estamos de enhorabuena
- Autosuficiencia urbana (481).  El calor y las fuertes calimas provocadas
- Autosuficiencia urbana (482).  Cajal y los seis mil pimientos
- Autosuficiencia urbana (483).  Baterias, pimientos y lechugas
- Autosuficiencia urbana (484).  Calor extremo y frío en casa
- Autosuficiencia urbana (485).  Precios aléctricos y pimientos de Padrón Celta
- Autosuficiencia urbana (487).  Calores, huerto y Convair
- Autosuficiencia urbana (488).  Calor, lechugas y electricidad
- Autosuficiencia urbana (489).  Asbesto, huerto y ventilación de la vivienda
- Autosuficiencia urbana (490).  Tomateras y bancales profundos
- Autosuficiencia urbana (491).  Controlar los gastos
- Autosuficiencia urbana (492).  Controlar los gastos eléctricos del huerto
- Autosuficiencia urbana (493).  Calor, tomates, Olloclip y "la envidia del barrio"
- Autosuficiencia urbana (494).  Huerto, trips y lupa binocular
- Autosuficiencia urbana (495).  Labores de limpieza, restauración y mantenimiento
- Autosuficiencia urbana (496).  Pimientos , tomates y oculares
- Autosuficiencia urbana (497).  Labores varias y fin de temporada
- Autosuficiencia urbana (498).  Test ópticos para microscopio o lupa binocular
- Autosuficiencia urbana (499).  Camino de Santiago, calo, huerto y lupa binocular
- Autosuficiencia urbana (500).  Evolución del huerto y otros asuntos
- Autosuficiencia urbana (501).  No lo puedo remediar; es como una enfermedad


No hay comentarios:

Publicar un comentario





Copyright de Javier Azurmendi (Madrid) para el conjunto del blog. Todos los derechos reservados sobre el contenido de esta páginas. Se han realizado los depositos de registros y requisitos legales. Javier Azurmendi, no se hace responsable de las consecuencias derivadas de seguir sus métodos o consejos,expuestos en esta u otras páginas de su propiedad. De igual forma, javier azurmendi no comparte, necesariamente, las opiniones o consejos expresadas en estas páginas por otros autores.